Mini Cart 0

Tu carrito está vacío.

¿Cuál es el mejor sustituto del azúcar?

En la búsqueda constante de un estilo de vida más saludable, es esencial prestar atención a lo que consumimos diariamente. Uno de los ingredientes que más impacto tiene en nuestra salud es el azúcar. El consumo excesivo del azúcar es uno de los principales causantes de obesidad y sobrepeso en todo el mundo y del desarrollo de enfermedades vinculadas a su uso como la diabetes, caries, enfermedades cardiovasculares y hepáticas, afecta negativamente a la memoria y está relacionada con la aparición de diferentes tipos de cáncer. 

Entonces, ¿qué podemos hacer para reducir nuestro consumo de azúcar sin renunciar al placer de lo dulce? En esta entrada de blog, exploraremos diversas alternativas al azúcar que nos permitirán disfrutar del dulzor sin comprometer nuestra salud. Desde edulcorantes naturales como la miel, hasta opciones más novedosas como el xilitol, analizaremos sus propiedades, beneficios y posibles riesgos. 

Estevia

La stevia, es un edulcorante natural derivado de las hojas de la planta Stevia rebaudiana, su dulzor intenso y cero calorías ha hecho que gane popularidad, la stevia ofrece una alternativa saludable al azúcar para quienes desean reducir su consumo calórico y controlar sus niveles de glucosa en sangre.

Es importante considerar que algunas personas pueden experimentar efectos secundarios leves al consumir stevia, como trastornos gastrointestinales.  Además, estudios recientes han demostrado que, aunque es cero calorías, no contribuye a la reducción de peso corporal, ya que carece de efecto saciante, lo que podría resultar en un mayor consumo de alimentos. Su dulzor intensivo se aleja del sabor natural del azúcar, por lo que si deseas disfrutar el sabor dulce, la stevia no es tu mejor opción. Por último, es importante destacar que la stevia, al igual que otros edulcorantes no nutritivos o no calóricos, no son una fuente de energía para el cuerpo. 

Aún así, si decides endulzar con stevia, es importante leer las etiquetas y asegurarte de que sea stevia pura y no contengan aditivos dañinos. Además, hay que asegurarse de seguir las instrucciones de dosificación y no exceder la cantidad recomendada; 4 miligramos por kilogramo de peso corporal al día. 

Azúcar de coco

El azúcar de coco se extrae de la savia de la palmera de coco. Contiene unos cuantos nutrientes, incluyendo hierro, zinc, calcio y potasio, al igual que antioxidantes. 

El azúcar de coco todavía es muy alto en calorías, contiene el mismo número de calorías por porción que el azúcar regular. También es muy alto en fructosa, que es la razón principal por la que el azúcar es tan perjudicial. 

Al final del día, el azúcar de coco es muy parecida al azúcar regular y debería usarse con moderación.

Miel

La miel, es una verdadera maravilla de la naturaleza. Producida por las abejas a partir del néctar de las flores.

La miel es una fuente natural de una mezcla única de nutrientes. Contiene aminoácidos, vitaminas, minerales como hierro y zinc, y una abundancia de antioxidantes. Pero eso no es todo, la miel también posee propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y antibióticas.

Las personas han aprovechado los beneficios de la miel, tanto interna como externamente. Se usa comúnmente para tratar la tos cuando se ingiere, y aplicada tópicamente, es ideal para el tratamiento de quemaduras y heridas, ayudando en su cicatrización.

Sin embargo, es importante mencionar que la miel está compuesta principalmente por fructosa y glucosa, lo que puede afectar los niveles de azúcar en sangre, por esta razón, no se recomienda para personas con diabetes y se debe consumir con moderación, para disfrutar de sus beneficios sin comprometer la salud.

Fruto del monje 

El monk fruit,  tiene un poder endulzante  200 veces más potente que el azúcar, no contiene calorías ni carbohidratos, pero también aporta sabor amargo a bebidas, por lo que si tu objetivo es disfrutar el dulzor del azúcar esta no es tu mejor opción.

Aunque su uso se remonta a siglos atrás en China, todavía hay mucho que aprender sobre este edulcorante, gran parte de los estudios realizados hasta ahora se han centrado en animales, y sus efectos a largo plazo en humanos siguen siendo un misterio.

Encontrarlo en estado puro es un desafío debido a su delicado cultivo y proceso de fermentación, lo que explica su precio más elevado en comparación con otros endulzantes. Si decides elegir este edulcorante, ten cuidado porque muchos productos que lo contienen también pueden incluir otros edulcorantes que sí afectan los niveles de glucosa en sangre o interfieren en el valor nutricional. Así que siempre es importante leer las etiquetas y estar atento a lo que consumes.

Xilitol: La elección sobresaliente

En este panorama de alternativas, el xilitol destaca como el edulcorante más saludable y seguro disponible. Descubierto en 1891, el xilitol se ha utilizado como edulcorante desde la década de 1960 y ha sido ampliamente estudiado por sus beneficios para la salud sin mostrar contradicciones. 

El xilitol es un edulcorante que tiene la misma dulzura y el mismo cuerpo que la sacarosa, si lo que estás buscando es disfrutar un sabor dulce, el xilitol es tu mejor opción, aporta un tercio menos de calorías. Ha ganado aceptación generalizada como edulcorante alternativo gracias a su papel en la reducción del desarrollo de caries y su sabor natural y agradable. Se encuentra naturalmente en frutas y vegetales, y se produce comercialmente a partir de plantas como el abedul y ciertos tipos de vegetación fibrosa como el olote de maíz. 

El xilitol está aprobado para su uso en alimentos, productos farmacéuticos y productos de salud bucal en todo el mundo. Organismos reguladores como la FDA y la FAO/OMS han confirmado su seguridad para el consumo humano, asignándole una Ingesta Diaria Admisible (ADI) “no especificada”, la categoría más segura disponible.

Sin embargo, es importante mencionar que  su consumo en grandes cantidades puede desencadenar un efecto secundario transitorio: la diarrea osmótica; este efecto secundario es transitorio y no implica riesgos significativos para la salud, tiende a resolverse por sí sola. Sin embargo, para evitar cualquier molestia, especialmente en individuos sensibles, se recomienda un consumo moderado de xilitol y una adaptación gradual a dosis más elevadas. Cabe destacar que este efecto laxante constituye el único efecto adverso del xylitol.

El xilitol ofrece una serie de beneficios para la salud, especialmente para aquellos que sufren de diabetes. Se absorbe lentamente en el cuerpo, lo que reduce la respuesta glucémica , y tiene un valor calórico reducido; además, acelera el proceso metabólico y optimiza la metabolización de carbohidratos lo que lo hace útil para mantener un peso corporal saludable;  su capacidad para prevenir la caries dental lo convierte en una opción ideal para la salud bucal, a diferencia de otros edulcorantes, el xilitol se comporta como un probiótico que ayuda a mantener saludable tu microbiota intestinal. 

En los últimos años, el xilitol se ha posicionado como más que un edulcorante, es un compuesto que aporta calidad de vida para los que endulzan con el, si deseas conocer todas las propiedades benéficas de este edulcorante te invitamos a leer la siguiente entrada https://xilinat.com/2023/12/12/el-xilitol-un-edulcorante-saludable/ 

En conclusión, si buscas un edulcorante saludable y seguro, el xilitol es la elección sobresaliente. Su origen natural, sabor agradable, seguridad regulatoria y beneficios para la salud lo convierten en la opción ideal para endulzar tus alimentos y bebidas sin comprometer tu bienestar y todo esto con un sabor agradable, dulce y natural.  Así que la próxima vez que busques endulzar tu café o postre, elige el xilitol y disfruta de un sabor delicioso y una salud óptima. Si quieres dar el primer paso para comenzar a cuidar tu salud con el xilitol, da clic aquí https://xilinat.com/tienda/ 

Únete a +10,000 personas que cuidan su salud

Regístrate en nuestro Newsletter y recibe un 10% de descuento en tu primera compra. Además te enviaremos nuevas recetas y noticias sobre nosotros.